Ahora -10% en Perricone con el código: MD

El DeLorean de “regreso al futuro” no existe. El Retinol sí. 

“Todo el mundo debería incluir al menos un producto con vitamina A en su rutina de cuidado diaria”.  En palabras del Dr. Lars Fredriksson. 
 
Con el paso de los años nuestra piel va sufriendo modificaciones. Comenzamos a notar que ya no está tan tersa, aparecen las primeras líneas de expresión, las pequeñas manchas causadas por la madurez, se vuelve más apagada… Esto ocurre poco más allá de la época dorada de los 40, cuando estamos en uno de los puntos álgidos de nuestra vida. Y en este justo momento… ¡Toma que Toma!es cuando empiezan a salir estas alertas propias del paso del tiempo en la piel con lo jovencísimos que seguimos siendo. 
Punto número 1: No pasa nada… la edad es bella, solo se trata de saber llevarla con estilo. No hace falta entrar en modo pánico y ¡ojo! No hay que querer probar mil fórmulas mágicas todas a la vez, para acabar sobresaturándose con mil y un productos de esos que llaman antiedad. Así es cuando uno aborrece la cosmética. Los armarios acaban llenos de envases inútiles que dejamos de lado a medio estrenar. 
 
Punto número 2: Ahora mismo la cosmética está sumergida en una frenética carrera hacia la novedad, hacia el descubrimientos de nuevas moléculas y complejos activos con propiedades casi futuristas. Sin embargo, en esta búsqueda ciertos activos resisten y perduran. El retinol, es uno de ellos. Su eficacia jamás ha sido puesta en duda e incluso, con el paso del tiempo, ha ido ganado más y más adeptos de ambos sexos.
 
Toma buena nota: El menos es más. Es de vital importancia saber escoger bien los productos a usar, solo así la cosmética será eficaz y su resultado de lo más satisfactorio. El Retinol en cualquiera de sus variantes, nos ayuda a envejecer con toda la gracia del mundo puesto que el DeLorean de “regreso al futuro” todavía no se ha inventado para volver hacia atrás. 
​​​​​

Punto número 3: Duda importante a aclarar 
¿Vitamina A o Retinol? ¿Es lo mismo cosméticamente hablando? Pues sí. Así de claro. La vitamina A es un nutriente esencial para el ser humano. Se conoce también como retinol, ya que genera pigmentos necesarios para el funcionamiento de nuestro organismo. Esta vitamina posee 3 vitameros (vitaminas que tienen más de una forma química) son el retinol, el retinal y el ácido retinoico. Aunque el retinol suene a química no lo es. Es un activo natural como la vida misma. De hecho no es solo cosa de la cosmecéutica, la mayoría de productos de marcas cosméticas naturales son altamente ricas en vitamina A puesto que los aceites grasos y esenciales de sus formulaciones la contienen, como por ejemplo: el aguacate, el germen de trigo, la rosa de mosqueta, el pomelo... Eso sí, el resultado y la actuación sobre la piel siempre dependerá del nivel de concentración y del resto de componentes que enriquezcan la fórmula del producto.
 
La principal ventaja que observamos en nuestra piel tras la aplicación del retinol o vitamina A es una reducción de las líneas de expresión por la disminución del estrato córneo. Si te estás preguntando ¿Esto de que va? Es de lo más simple: Al aplicar unas gotas de producto sobre la piel, se provoca una especie de pequeña exfoliación en las capas más superficiales de la dermis haciendo que la piel se vea mucho más lisa. Como tiene un efecto acumulativo, a los pocos días el resultado es de lo más visible sobretodo en lo que se refiere a textura y apariencia. 
 
Gracias a esto, también disfrutaremos de un tono más homogéneo, con una reducción significativa de las manchas y una piel más luminosa. Es frecuente asociarlo en tratamientos despigmentantes o en acné, para ayudar a eliminar las cicatrices y marcas producidas por los granos o las espinillas, reducir los poros y regular la secreción de sebo.
 
El retinol también es un gran estimulante para la piel. Por su naturaleza aumenta de buen grado la producción de colágeno y elastina internos de nuestro sistema mejorando significativamente la firmeza y elasticidad de nuestra piel. Tal y como hemos comentado hace unos instantes, esto es gracias al efecto acumulativo que tiene. Aquí la clave es la rutina y constancia.
 
Es importante conocer el modo de aplicación del retinol. Debemos aplicarlo siempre por la noche, y a la mañana siguiente utilizar un factor de protección de amplio aspectro. Al dejar el estrato córneo más fino, la piel está más susceptible a las agresiones, y una exposición al sol sin protección puede producirnos un efecto contraproducente como la aparición de manchas de pigmentación (que es justo una de las cosas que pretendemos eliminar). Igualmente, desde MUMONA no recomendamos su uso en los meses dónde la radiación solar es más intensa aunque muchas marcas digan que sí. Lo ideal es empezar el tratamiento en octubre-noviembre y dejarlo en mayo-junio  ¡Ahora es el mejor momento! Pero si eres de los que le gusta hacerlo todo el año non stopporqué tu piel esta habituada, sobre todo y recalcamos en negrita, cursiva y subrayado que se sea constante con las cremas con factor de protección durante el día.
 
Para empezar con el tratamiento, aplicaremos el retinol una vez a la semana, siempre de noche. Podremos ir incrementando la aplicación a medida que veamos que nuestra piel no sufre ninguna consecuencia tras su uso, hasta poder utilizarlo durante todas las noches. 
 
Existen formulaciones con retinol y derivados en distintas variantes. Los más comunies son en sérum, en gel o en cremaadaptados a los distintos tipos de piel. Hoy en día incluso las más sensibles pueden usarlo pero en este caso, mejor optar por los formatos en crema como r-Retinoate de Medik8 que también pueden usarse durante el día por combinarse junto a otros activos altamente protectores.
 
Podemos usar estos productos con retinol y/o derivados en todo el rostro a modo global, o bien solamente en aquellas áreas dónde queramos incidir bien porqué haya cicatrices, arrugas localizadas o manchas. Después siempre aplicar otro tratamiento complementario como una crema hidratante de noche. 

Si tienes dudas o quieres preguntarnos alguna cosa sobre nuestros productos con retinol solo tienes que enviarnos un e-mail a hola@mumona.com o dejar tu comentario aquí para ayudar a otros que esten pensando lo mismo que tu. 
Danos tu opinión
No se han encontrado comentarios
Déjanos tu comentario
Puntúa:
El comentario será revisado