¿Poros dilatados? Mantenlos bajo control

Los poros son la parte de nuestra piel que está conectada con el mundo exterior para eliminar algunas sustancias que segregamos y otras toxinas, así como para absorber nutrientes externos.

Son los poros los que favorecen la hidratación de la dermis y regulan la temperatura corporal, lo que los hace imprescindibles para el correcto funcionamiento de la piel aunque, lógicamente no queramos que destaquen a simple vista. Los poros dilatados en sí, no representan ningún problema ni tampoco son indicativo de falta de salud de nuestra piel, pero sí que afectan a nivel estético. Si este es tu caso, seguramente estés buscando cómo cerrar los poros dilatados o conseguir mantenerlos a raya antes de que aumenten de tamaño.

Por qué se producen y cómo tratar los poros dilatados
Hay muchas razones por las que podrías tener los poros dilatados, por lo que conocer cuáles son podrían ayudarte a tratar en cierta medida ese problema. Los poros dilatados suelen producirse frecuentemente en las pieles con tendencia grasa, aunque también son causas el tabaco, estrés, la falta de sueño, deshidratación de la piel, la madurez cutánea, el ciclo menstrual, la menopausia y otros.

Para prevenir que se dilaten los poros y que se hagan visibles, es recomendable mantenerlos limpios con productos específicos que favorezcan su buen estado. Además te recomendamos (si está en tu mano) que evites o reduzcas en la medida de lo posible todas los factores que podrían favorecer la dilatación de los poros como el fumar, alimentarse inadecuadamente, descansar mal o no dormir lo suficiente.

Rutina de mantenimiento del rostro para evitar los poros dilatados
Lo primero que tienes que hacer es tener a mano un buen gel de limpieza para tu rostro. Una muy buena opción es el gel exfoliante de doble acción Pore refining scrub. Un producto apto para casi todo tipo de pieles (excepto las muy muy sensibles) que además de otras propiedades purificantes, arrastra la suciedad que se acumula en los poros de la piel, reduce significativamente su tamaño y deja la piel suave y libre de imperfecciones. Este exfoliante de Medik8 te ayuda a retirar las células muertas que no dejan que nuestra piel respire bien y promueve la renovación celular para que la piel quede perfectamente descongestionada y libre de impurezas. 

Si tienes la piel muy muy sensible y/o reactiva, utiliza una limpiadora apta para tus necesidades (aquí puedes encontrar la que mejor se te adapte). Y un par de veces por semana exfolia tu piel para mantener a ralla los poros abiertos y liberarla de suciedad y grasa acumulada.  Para ello nada mejor que un exfoliante de fórmula 100% natural como Nº 50 Exfoliante facial de petitgrain para pieles sensibles que deja tu piel suave, sin resecar y le aporta hidratación.

Esto es vital, importante e imprescindible si tienes el poro muy abierto. Cuenta con un tónico micro exfoliante sellador de poros sin aclarado como Blue Plasma o Pre:Empt exfoliating Pore Refiner para minimizar significativamente el tamaño del poro y ayudar a cerrarlo. Verás resultados en solo 4 semanas de tratamiento.

Un básico. Para mantener en buen estado tu piel es hidratarla adecuadamente con una buena hidratante como Pre:Empt oil free hydrating cream de Dr. Perricone que tiene una fórmula libre de aceites y activos anti polución y anti estrés cutáneo que ayudan a minimizar el impacto de los radicales libres en el rostro, o bien con una hidratante con factor de protección de amplio espectro como Hydra8 Day spf15 de Medik8 o la Face finishing moisturizer tint spf30 de Perricone que te ayuda a unificar el tono y la textura de la piel y además la protege de rayos UVA y UVB. Ambas son hidratantes matificantes para controlar los brillos y ayudar al cierre de los poros sin saturarlos, dejando que la piel respire con naturalidad. ¡Ojo! Que una hidratante sea matificante no significa que reste el brillo o la luminosidad propias de una piel saludable. Simplemente la regulan para que sea preciosa y sin los excesos que nos sobran. 

Una vez por semana (o cuando tu piel te lo pida a gritos) incluye en tu ritual beauty una buena mascarilla détox a base de arcillas naturales como la mascarilla purificante como ClayMask de Medik8 o Ultra Purifying Mud Mask de Mádara. Las mascarillas a base de arcillas son productos de exposición 10-15 min y muy eficaces  para mejorar la oxigenación de la piel y la textura. Los poros abiertos, se ven visiblemente reducidos al instante. Al finalizar el ritual con la mascarilla, siempre sella los poros con un tónico para que tu piel esté más lisa y refinada.  

A nivel estético para el día a día, un corrector anti imperfecciones como No Makeup Instant Blur es un acierto. Perfecciona la textura del rostro en un solo gesto, unifica tu piel cubriendo los poros y otras imperfecciones pero sin asfixiar. Este bálsamo deja que tu piel respire con total naturalidad y además es el complemento perfecto para conseguir definitivamente una piel lisa y libre de imperfecciones.

Unos minutos al día son suficientes para cuidar tu rostro
¡No te satures! Todo es más sencillo de lo que parece. Si dedicas unos minutos al día a cuidar tu piel te darás cuenta de lo beneficioso que es para ella y lo que luce cuando está en buen estado.

En resumen: Limpia tu rostro cada día por las mañanas, hidrata tu piel diariamente, haz exfoliaciones una o dos veces por semana, usa una buena mascarilla de 2 a 4 veces al mes. No es nada complicado, simplemente es cuestión de hábitos.

Tu piel no solo estará bonita sino que también, y lo más importante, es que estará mucho más saludable. Además evitarás tener que lidiar con los molestos poros dilatados. Y tú, ¿qué haces para cuidar tu rostro y cerrar poros? ¿Te han sido útiles estos consejos?
Danos tu opinión
No se han encontrado comentarios
Déjanos tu comentario
Puntúa:
El comentario será revisado