- Acumula € con tus compras y gástalos cuando quieras. Con lo que te apetezca -

Adiós al “sin” y al “cruelty free” en las etiquetas cosméticas

Hoy queremos compartir con vosotros esta importantísima noticia:

 

La comisión europea ha decidido poner orden en el uso que se estaba haciendo de la comunicación cosmética en algunos productos y marcas atribuyéndose méritos que (como en estos casos) ya son de por sí cumplimentación legislativa.

 

Después del uso y abuso de muchas marcas tanto del “sin” como del “cruelty free” y otros tantos, la comisión europea ha decidido tomar medidas y poner orden (y mucho) en la seguridad de los ingredientes que se están usando en el mercado actual y en la competencia entre empresas.

 

Por esta razón a partir del 1 de Julio entra en vigor la aplicación de un nuevo documento sobre las reivindicaciones cosméticas en el que todas las marcas que venden en la EU deberán ceñirse sí o sí ajustando sus claims y lemas publicitarios a los beneficios y contenidos reales del producto y no a los del “sin”.

 

¿“Sin” sin qué?

Como consumidores debemos interesarnos más por lo que lleva un producto que por lo que no lleva.

 

En Europa tenemos una de las regulaciones cosméticas más estrictas en lo que al uso de “activos” prohibidos y/o perjudiciales en el consumo cosmético se refiere. Y las marcas que venden en Europa, están sujetas a implementarlos si quieren entrar a competir en ese nuestro mercado.

 

Estos últimos años algunas marcas se han pasado de largo comunicando aspectos que por ley ya eran y son obligatorios, aprovechándose de la falta de conocimiento técnico que como usuarios es más que lógico que no tengamos. Así que por fin… ¡basta ya de liarnos como consumidores y de sumergirnos en el caos! Que si esto es bueno, que si esto es malo… como todo en esta vida. Todo es bueno o malo en su justa medida.

 

Lo mismo ocurre con el “Cruelty Free”. La reglamentación europea de productos cosméticos prohíbe cualquier tipo de experimentación con animales desde el 2003 y en 2013, se prohibía tajantemente la venta y fabricación de ningún cosmético testado en animales dentro del territorio viniese de donde viniese.

 

Como consumidores tenemos el poder de elegir si tiramos más hacia marcas orientadas a la ciencia como las denominadas “cosmeceuticas” o bien somos más partidarios por convicción de apostar por las que se basan en formulaciones y principios reinados por el poder de la naturaleza y que directamente pasan a la categoría denominativa de “marcas de cosmética natural”.

 

Sea como sea, en primera y última instancia lo primordial es que los productos que nos ponemos todos los días sean seguros, fiables y cumplan con nuestras expectativas. Por esta razón en MUMONA seleccionamos siempre las marcas bajo estás premisas. Sinceras, transparentes y responsables, así son.

 

Como clientes de MUMONA que sois porque tenéis ciertas curiosidades cosméticas y que os gusta explorar, que apostáis por lo diferente o lo poco convencional… merecíais saberlo.

Danos tu opinión
No se han encontrado comentarios
Déjanos tu comentario
Puntúa:
El comentario será revisado